La Resonancia Magnética, es un método de diagnóstico por imágenes de alta precisión que se basa en la propiedad electromagnética de los átomos del organismo. Esta técnica imagenológica, disponible en el mundo desde hace poco más de dos décadas para uso clínico, ha producido un notable impacto en el método de enfrentar el estudio de un gran número de enfermedades de prácticamente todos los sistemas y órganos, en particular las patologías de origen neurológico, osteoarticular, de columna, cardiovasculares y abdominales entre otros.

            No tiene riesgos ya que no usa por ejemplo radiaciones X, lo que permite además, realizar estudios fetales, especialmente para investigar malformaciones congénitas.

            Esta técnica de Resonancia Magnética, permite visualizar con exquisito detalle todo los órganos y tejidos del cuerpo produciéndose imágenes de gran resolución en la forma de cortes ó “tajadas” en todo los planos deseados (desde arriba, de lado, de frente). Estas propiedades de la Resonancia Magnética, han permitido establecer con certeza en un sólo estudio, diagnósticos que anteriormente eran sólo presuntivos.